Ir al Inicio

Si deseas leer todo el contenido del número actual de Machetearte en una versión de sólo texto (que también puedes imprimir) haz clic aquí.

 

Desmembrar y Privatizar la UNAM Objetivo de Calderón

 

Por Enrique Cisneros

Días después del fraude electoral de Felipe Calderón, circuló en el internet un documento que denunciaba que una “Comisión de Cambio de Poderes, Sector Educación”, con siete firmas de las veinticinco que dice la conforman, había iniciado su trabajo tendente a privatizar la educación superior, concretamente a desaparecer la Universidad Nacional Autónoma de México a la que le dedica toda clase de improperios para poner en práctica, asegura, "un anhelo largamente deseado: el de hacer un México ganador a través de instituciones educativas superiores privadas confiables y de primer orden".

El correo afirmaba que las siete de las 25 firmas que aparecen son de: Alfredo Lugo Palacios (administrador ITAM), Marisela Vázquez Schon (administradora ITAM), Carolina Verduzco Maya (técnica ITAM), Mario Pérez Sánchez (estudiante ITAM), José de Jesús Rubio Morales (estudiante ITAM), Gloria Esteban Mendiola (gerente) y Rivelino Ortiz Mendiola (ejecutivo de Bancomer).”

En la parte medular el escrito que se dirige a sus compinches, dice: “Queridos amigos, muchas gracias por sus votos. Ahora que hemos ganado es necesario ponernos a trabajar de inmediato, así que les pedimos de nueva cuenta su apoyo para llevar a cabo nuestro Plan de Gobierno a largo plazo 2006-2030, ante lo cual deseamos comenzar a trabajar de inmediato para poner en práctica un anhelo largamente deseado, el de hacer un México ganador a través de instituciones educativas superiores confiables y de primer orden. Contamos con excelentes ejemplos de escuelas privadas, con cuyos egresados exclusivamente se compondrá el gabinete de Felipe Calderón, así como su equipo de colaboradores.”

Y continúa: “Creemos que un impedimento para el despegue de nuestra propuesta educativa es la existencia de una universidad pública que genera un gran gasto y pocos resultados, existe gente valiosa en la UNAM que encontrará acomodo en el nuevo esquema educativo, pero es bien sabido que la gran mayoría es una burocracia que le hace mucho daño a nuestro querido México, además de que la UNAM se ha convertido en un nido de delincuencia, drogadicción y valores negativos, todo lo contrario a lo que deseamos para nuestros hijos.”

Lo que está aconte ciendo en los primeros días de (des)gobierno de Felipe Calderón confirma que esto que se publicó en julio no es una elucubración.

Tan sólo el día de ayer, después de que se reconfirma que Calderón propuso en el presupuesto para 2007 la disminución de 900 millones de pesos del presupuesto a la UNAM, Raúl Alejandro Padilla Orozco, legislador panista y presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados, egresado del Tecnológico (privado) de Monterrey, afirmó, descalificando a la UNAM: “me encantaría que todos estudiaran en escuelas que tuvieran mejor calidad”.

Agreg ó, intentando desconocer que la UNAM está c a talogada como una de las mejores universidades del mundo: “Yo creo que no solamente podemos seguir inyectándole dinero a la educación si no tenemos un resultado académico por parte de los estudiantes que sea loable, entonces tenemos que tener una evaluación…”

Por o tra parte, pero en la misma línea de privatizar la educación pública, la Secretaría de Educación Pública (SEP) , ayer hizo un llamado a los rectores de las universidades públicas del país a iniciar un debate "serio" para imponer cuotas a los estudiantes y crear un sistema de créditos, debido a que en este momento más de un millón de jóvenes, es decir, 40% de la matrícula nacional, recibe un subsidio que es 12 veces mayor que el de estudiantes provenientes de zonas indígenas o de escasos recursos.

Al iniciar la 28 Asamblea General de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), el subsecretario de Educación Superior, Julio Rubio Oca, hizo este llamado para establecer o incrementar las aportaciones de inscripción entre los jóvenes universitarios, en medio del debate sobre la reducción presupuestal que se prevé para este sector en el año 2007.

No hay duda. El plan de destrozar la educación pública y encontrar formas para canalizar má s recursos del erario a las Universidades privadas (vía becas y financiamientos), está en marcha. Por ello Padilla Orozco ( “representante popular” del PAN ), a pregunta expresa sobre que hacer ante las demá s universidades públicas que según ellos q ue no tienen el nivel de excelencia, contestó: “tenemos que buscar algún mecanismo, repito, para poder evaluar la calidad de los estudiantes al salir, digo, ustedes lo conocen muy bien, hay jóvenes que pasan la primaria, la secundaria y su educación no es lo más adecuado posible, no es de acuerdo al promedio que quisiéramos tener dentro de México, ésa es la verdad”

---- ¿Entonces se propone que sólo habrá dinero para alumnos de excelencia?, preguntó otra repor tera….. la respuesta quedó en el aire.

Lo que es cierto es que o se inicia la movilización para defender la educación pública, o los n eoliberales calderonistas terminar án por ahogarla entre represión policial y recorte de recursos económicos.

 

INICIO