Ir al Inicio

Si deseas leer todo el contenido del número actual de Machetearte en una versión de sólo texto (que también puedes imprimir) haz clic aquí.

Advierten trabajadores del IMSS que ante la falta de acuerdos habrá huelga

 

Marcha masiva a San Lázaro; insisten en no negociar ahora el régimen de pensiones

 

 Exhorto de la Cámara de Diputados a las autoridades federales para buscar la conciliación

 

CAROLINA GOMEZ, ROBERTO GARDUÑO Y JOSE ANTONIO ROMAN

 

Bajo la advertencia de que "no vamos a permitir los condicionamientos que nos quiere imponer Santiago Levy", director general del IMSS, aproximadamente 50 mil integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS), según versión de los organizadores, marcharon ayer desde las oficinas centrales del instituto hasta la Cámara de Diputados, en lo que denominaron una "manifestación de fuerza, para hacer entender a las autoridades que el régimen de jubilaciones y pensiones no debe ser abordado durante esta revisión contractual" y demandar mayor presupuesto para el IMSS.

 

Durante la marcha -que de acuerdo con reportes de la SSP aglutinó a 34 mil personas-, encabezada por Roberto Vega Galina, secretario general del SNTSS, Francisco Hernández Juárez, presidente colegiado de la Unión Nacional de Trabajadores (UNT), y Benito Bahena, dirigente de la Alianza de Tranviarios de México, los trabajadores criticaron la "terquedad" de Levy quien, "pese a tener a su alcance el término del conflicto, insiste en que ahora se revise el régimen de pensiones, y si no aceptamos asegura que no habrá incremento de ninguna índole".

 

Por otra parte, en la Cámara de Diputados los legisladores instaron a las autoridades federales a mantener el diálogo con los trabajadores del IMSS para resolver el emplazamiento a huelga, y llamaron a Santiago Levy a conceder un plazo de cuatro meses y medio al sindicato, para que a principios del año próximo se restructure el sistema de pensiones y jubilaciones, porque así se propicia el retiro de los trabajadores en edad productiva y con el 100 por ciento del sueldo que devengan al momento de dejar de laborar.

 

Vega Galina, quien es también diputado por el PRI, por su parte sostuvo: "Si hay flexibilidad nosotros estamos abiertos al diálogo, pero si no están abiertos al diálogo y no hay flexibilidad y quieren imponernos una revisión contractual nosotros estamos dispuestos a llegar hasta las últimas consecuencias".

 

Vega aseguró durante la marcha que no dudarán en irse a la huelga si al llegar el primer minuto de mañana jueves las autoridades del IMSS no han demostrado "sensibilidad" y añadió que el estallamiento de la huelga, además de ser histórico, pondría en grave riesgo al IMSS.

 

"Sabemos que tenemos que ver cómo fortalecemos nuestro régimen de jubilaciones y pensiones, pero nuestra propuesta es que lo analicemos en un congreso extraordinario en marzo. Estamos dispuestos a estudiar si vamos a tener que aportar más o hacer modificaciones a la ley para que las aportaciones que hacemos a las Afore regresen al fondo de jubilaciones, pero en ningún momento aceptaremos que esto sea de forma unilateral".

 

Por la mañana en la Cámara, Vega aceptó que en caso de huelga los millones de derechohabientes se verían restringidos en sus derechos, porque sólo funcionarían los servicios de urgencias y hospitalización. Por lo tanto las guarderías, tiendas y funerarias permanecerían cerradas.

 

Los cuestionamientos de los reporteros incomodaron al líder sindical porque se comparó el servicio que prestan los trabajadores del Seguro Social con el alto costo que representan para el presupuesto del instituto. Incluso se les dijo burócratas, a lo que Roberto Vega respondió:

 

-Para empezar no somos burócratas, somos servidores públicos, y estamos dispuestos a analizar nuestras prestaciones sin que...

 

-No son burócratas pero prestan un mal servicio... -se le replicó.

 

-¿Mal servicio? ¿Le parece que damos un mal servicio? No estamos dispuestos a hacer un sacrificio sólo nosotros, sino que vamos a obligar a que todo mundo haga lo necesario para fortalecer esa mala atención (sic) que nosotros estamos dando.

 

Roberto Vega, molesto por el contenido de las preguntas de los reporteros, reconoció que el pago de nómina, jubilaciones y pensiones le cuesta al IMSS 40 por ciento de los 166 mil millones de pesos que se destinan cada año a esa institución.

 

Son 376 mil los trabajadores del IMSS, y ya han transcurrido seis días de negociaciones en el congreso permanente; están de acuerdo en aceptar el ofrecimiento de 4 por ciento de incremento al salario y 1.25 por ciento en prestaciones, pero esto no es lo que estanca las pláticas mediadas por la Secretaría del Trabajo.

 

Según Vega, el SNTSS "no pide algo imposible, simplemente que nos resuelvan nuestra revisión contractual sin condicionamientos, porque el acuerdo no es lesivo para nadie".

 

También un grupo de diputados, encabezados por el presidente de la Comisión de Seguridad Social, Miguel Alonso Raya, informó que constituirán una subcomisión -extraoficial- para actuar como mediadora en el conflicto laboral entre el IMSS y su sindicato, y de esa forma conjurar la huelga que, se prevé, tendría efectos catastróficos para los derechohabientes del instituto.


INICIO